Diseño brasileño 4.0

El estilo "made in Brazil "que conquistó el mundo con su estética tropical y alegre ahora también trae inspiraciones del Brasil urbano, uniendo la innovación tecnológica y la responsabilidad socioambiental en la cadena de producción
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

Exuberancia, diseño autoral, colores vivos y un toque artesanal inconfundible son algunos de los atributos de los zapatos " made in Brazil ". El mercado brasileño del calzado se ha ganado al mundo ostentando un ADN único, reconocidamente brasileño y que, así como la industria en constante evolución, también ha ido mejorando. Sin dejar de lado el mood tropical inspirado en la flora y fauna del país, fuimos incorporando referencias de íconos del diseño, de la arquitectura y el urbanismo en las creaciones – piense en nombres de proyección internacional como Oscar Niemeyer, Paulo Mendes da Rocha, Sergio Rodrigues y Burle Marx. Al mismo tiempo que las marcas ampliaron las referencias culturales brasileñas en su catálogo de productos, la preocupación por desarrollar, apoyar y valorar la mano de obra nacional y sus artesanos, en paralelo a las innovaciones tecnológicas, creció en la misma medida

"Independientemente del estilo y la trayectoria de cada marca, todos tienen algo en común: el ADN brasileño en sintonía con la responsabilidad socioambiental."

La marca Paula Ferber, creada hace 22 años por la diseñadora homónima en Trancoso – considerada una de las ciudades con más encanto de Bahía – es un ejemplo. En sus primeros 15 años de trayectoria, Paula observó elementos del país, como la naturaleza, las expresiones artísticas indígenas y el arte popular de diferentes regiones para inspirarse. Con el tiempo, comenzó a incluir el mood urbano de las grandes ciudades. "Lo típicamente brasileño fue uno de los puntos de partida cuando decidí lanzar la marca. Pero me puse como desafío explorar nuestra identidad en todos sus aspectos, desarrollando zapatos con la imagen de Brasil, no solo el Brasil tropical sino el Brasil urbano. Así como nuestra gente es mestiza, también lo es nuestro diseño. En los últimos años surgió el deseo de tener un producto híbrido entre la zapatilla y el zapato , una línea hecha de tejidos con lycra que representa muy bien lo tropical urbano brasileño", explica Paula.

Paula Ferber (Foto de la Marca)

En sus zapatos con acabado impecable, la diseñadora utiliza materiales nacionales como bordados y pieles de pescado (incluyendo tilapia y pirarucu) y cuernos de buey, que antes eran desechados, así como técnicas artesanales como el telar manual y el macramé. Por no hablar de la tecno-lycra que se asemeja al neopreno y, cuando se le aplican las técnicas manuales, aporta comodidad y practicidad. El resultado es una marca que combina el lujo con la ligereza de ser brasileño, sin perder el respeto por las materias primas y el "hecho a mano". En su producción, Paula cuenta con cooperativas y familiares de diferentes regiones, demostrando que la generación de empleos, la difusión de técnicas artesanales y la generación de ingresos es fundamental en este proceso, a menudo un proceso de profesionalización.

Adriana Farina (Foto de la Marca)

Este modelo de trabajo y mirada original hacia el diseño también lo comparte Adriana Farina, conocida por su marca homónima de zapatos handmade lanzada en 2019. "El diseño autoral brasileño a menudo rescata recuerdos de los momentos simples e inolvidables de nuestro pasado. Brasil es una referencia en la estética modernista, pero también en la estética contemporánea. En general, el diseño brasileño trae como referencia el lifestyle de la vivacidad y la alegría. Para nosotros, es mucho más que eso. El "made in Brazil" se refiere a lo que se hace con manos brasileñas, con cueros y componentes nacionales, además de las técnicas manuales como el trenzado, el macramé y los bordados", cuenta Adriana, quien también trabaja con una rafia vegetal 100% biodegradable.

Al igual que Paula Ferber, la cuestión socioambiental está en el centro de su trabajo, destacándose la producción local a pequeña escala, producciones limitadas y capacitación de las mujeres que deseen aprender el oficio. "Creemos que la ética, la sustentabilidad y la responsabilidad social deben formar parte del día a día de nuestra empresa", afirma Adriana.

La constante preocupación por el medio ambiente y las gente se ha convertido en una parte inseparable de lo "típicamente brasileño", mientras que la tecnología ayuda a minimizar los impactos negativos y permite aún más comodidad e innovaciones en términos de estilo. Muchas marcas han hecho un maridaje perfecto entre las materias primas de Brasil en procesos sostenibles y el apoyo al trabajo de las pequeñas cooperativas y proveedores.

Gabriela Matuschka, de Matuschka Mia, creada en 2016 y que conquistó el mercado con sus zapatos lúdicos y coloridos para niños y adultos , destaca la importancia del factor humano en la construcción de una marca. "Estamos orgullosos de nuestro país y esto se traduce en combinaciones audaces y divertidas. Nuestro producto es 100% brasileño, con cueros y mano de obra muy especiales , principalmente de fábricas colaboradoras distribuidas en los principales polos de calzado de Brasil. Brasil tiene una de las mejores manos de obra de calzado del mundo y estamos orgullosos de decir que nuestro producto es 100% nacional y certificado. Sin estos colaboradores, que ensamblan los moldes y luego realizan la producción, nada de esto sería posible".

Matuschka Mia (Foto de la Marca)

Entre los platos fuertes de la marca se encuentran las alpargatas. Matuschka vio en este modelo uno de los caminos hacia el éxito y, actualmente en la segunda colección de alpargatas, ya vislumbra una nueva versión para la próxima temporada. Además, Gabriela también señala otra marca registrada de Matuschka Mia, los cueros estampados de animal print. "Forman parte de nuestra esencia, tanto en calzado como en accesorios y ropa, y tienen durabilidad y comodidad. Hemos tenido jaguar azul, jaguar lila y tigre amarillo. Las zapatillas y los oxfords vienen con una variante del jaguar metalizado y van del número 20 al 39", explica.

Dellela (Foto de la Marca)

Durante 40 años en el mercado, la gaucha Dellela llama la atención con sus zapatos de cuero mestizo y ricos detalles de costuras hechas a mano. Las referencias brasileñas al diseño provienen de un vasto archivo de revistas y vestuario desde la década de 1980. " En esta temporada, hemos optado por un trenzado manual modernizado y con colores vibrantes. Las sandalias están hechas de cuero y trenzadas manualmente por artesanas que siguieron la tradición de sus familias. El toque de modernidad viene del propio diseño y por la construcción de los zapatos – en los empeines, en el formato de las plantillas y en los tacones", explica Alexandre Dellela, director de la empresa y diseñador, que tiene como referente al estilista Vitorino Campos.

Para el verano la marca apostó en los zapatos bajos y sandalias de tacón bajo, y para el invierno, pretende ampliar la colección con bailarinas, escarpines y botas", cuenta. En la nueva colección, además de los elementos en paja que hacen referencia a la naturaleza, Dellela ha desarrollado una suela de goma en el mismo color que el cuero, con cuatro variaciones. "Esta suela de goma surgió con la intención de hacer los modelos aún más minimalistas, manteniendo el tono del calzado todo igual. Utilizamos caucho TR, material 100% reciclable y sin elementos tóxicos que, incluso después de su uso durante muchos años, todavía permite el reciclaje posterior ", añade Alexandre.

La evolución del diseño, tanto en el contenido como en la forma de producción, muestra que, independientemente del estilo y la trayectoria de cada marca, todos tienen algo en común: el ADN brasileño en sintonía con la responsabilidad socioambiental. Este es el nuevo "made in Brazil". 

LEER TAMBIEN